Arquidiócesis de Detroit – Llamado al Servicio Católico CSA
English

CSA 2019

Abriendo Puertas para Ser Testigos de Cristo

Seleccione su parroquia




Haga su donación en línea

Acerca del CSA

Vivir plenamente como un discípulo de Jesucristo requiere seguir Su mandato de hacer discípulos — Abriendo Puertas para Ser Testigos de Cristo ante los demás. Logramos esto cuando permitimos que Su Buena Nueva inspire palabras y hechos de alegría todos los días. Al convertirnos en testigos conscientes de la misericordia eterna de Dios, hacemos llegar el Evangelio a todos con quienes nos encontramos en el camino. Cada año cuando apoyamos el CSA, renovamos esta oportunidad de ser testigos de Jesús. El CSA alimenta el motor de la misión del Evangelio de nuestra arquidiócesis — más de 100 ministerios palpando cada alma en el sureste de Michigan. El espíritu de unirnos para ser testigos de Cristo llevando a cabo estas obras de misericordia es lo que el Papa Francisco visualizó cuando nos alentó a convertirnos en una “banda de alegres” discípulos misioneros.

Llamado al Servicio Católico

La misión de la Iglesia es proclamar y establecer el Reino de Dios en la Tierra. Para avanzar en esta misión se requiere que nuestro clero, religiosos y laicos se unan a nuestra meta común: apoyar las prioridades pastorales de la Iglesia. Por más de treinta años, hemos logrado que el Llamado al Servicio Católico (CSA) de la Arquidiócesis de Detroit sea una manera particularmente exitosa de impulsar nuestra misión.

Juntos, como cristianos corresponsables, vivimos la misión del Evangelio de nuestra Iglesia por medio de nuestro apoyo al CSA. Los ministerios, programas y servicios que financiamos con nuestra campaña anual llegan a cada persona en los seis condados que conforman nuestra arquidiócesis y fortalecen tanto a las comunidades de fe urbanas como rurales. Ninguna persona o parroquia podría lograr todas estas buenas obras por sí mismos. Verdaderamente, el CSA transforma a nuestra diversa familia de creyentes en, usando las palabras del papa Francisco, “una banda de alegres discípulos misioneros”.

Estamos agradecidos con nuestros pastores, quienes están al frente de este esfuerzo en sus parroquias; y con nuestra parroquia, personal de la arquidiócesis y voluntarios laicos que realizan el arduo trabajo de llevar a cabo el CSA. Estamos especialmente agradecidos con todos los servidores fieles que con generosidad brindan su tesoro al CSA, y de esta manera, benefician a sus hermanos en Cristo en todo el sureste de Michigan.

Un cristiano corresponsable es una persona que recibe los dones de Dios con gratitud, los aprecia y los cuida de manera responsable y moderada, los comparte en justicia y amor con los demás, y se los devuelve al Señor con creces(Carta pastoral sobre la corresponsabilidad, USCCB, 1992. La Corresponsabilidad: Respuesta de los Discípulos).

Preguntas frecuentes

  • ¿Qué es el Llamado al Servicio Católico (CSA)?

    El Llamado al Servicio Católico (o CSA por sus siglas en inglés) es una campaña anual que recauda fondos para los ministerios, programas y servicios de la Arquidiócesis de Detroit que benefician a todos los fieles del sureste de Michigan. Esta campaña incluye a toda la arquidiócesis y demuestra que la Iglesia local se extiende más allá de la parroquia.

    Desde que el CSA inició a principios de 1980, este se ha llevado a cabo en las parroquias con el apoyo de materiales y guía de la arquidiócesis. El CSA es una oportunidad para los fieles de responder al mandamiento de Cristo “ámense los unos a los otros como yo los he amado” (Juan 15:12) ayudando al financiamiento de servicios para cubrir un área más amplia en el sureste de Michigan. Esta campaña colaboradora y arquidiocesana es una forma de mostrar la unidad de la Iglesia y de costear estos programas vitales en lugar de simplemente incrementar la cuota de la colecta de las parroquias.

  • ¿Qué gastos cubren los fondos del CSA?

    El Llamado al Servicio Católico (CSA) beneficia a las parroquias y a las personas de la Arquidiócesis de Detroit al ayudar a recaudar fondos para más de cien ministerios, programas y servicios entre los cuales se encuentran el apoyo a los que están discerniendo el llamado de Dios al sacerdocio en el Seminario Mayor del Sagrado Corazón, el ministerio en el campus, becas para las escuelas católicas y programas para adultos jóvenes. Básicamente, el CSA cubre las obras de misericordia espirituales y corporales en el área metropolitana de Detroit.

    A excepción de seis colectas nacionales de la Conferencia de Obispos Católicos en los Estados Unidos (USCCB), los fondos del CSA permanecen en la arquidiócesis. Estas colectas nacionales incluyen: la Colecta para la Evangelización de Afroamericanos y Nativos Americanos, Campaña de Comunicación Católica, Misiones Católicas Domésticas, Universidad Católica de América, la Iglesia en Latinoamérica y Tierra Santa.

    Para saber más sobre la ayuda que provee su aportación haga clic aquí.

  • ¿Quién supervisa y distribuye los fondos del CSA?

    El comité financiero laico de la arquidiócesis se encarga de la distribución de los fondos del CSA y se asegura de que estos lleguen a los ministerios, programas y servicios a los que fueron destinados.

  • ¿Cuánto dinero se recauda y qué sucede con ese dinero?

    En los últimos diez años nuestra meta anual del CSA para la arquidiócesis ha sido $17.8 millones. Gracias a la generosidad de los fieles hemos excedido esta meta cada año. Haga clic aquí para saber cómo los regalos del año pasado fueron una bendición para muchos en la arquidiócesis.

  • ¿Qué pasa cuando exceden la meta? ¿Qué sucede con ese dinero?

    Una vez que una parroquia llega a su meta individual anual, el cien por ciento del excedente se le regresa para cubrir sus propias necesidades.

  • ¿Cómo se determina la meta de recaudación de fondos para cada parroquia?

    La meta anual de cada parroquia se basa en el promedio de las colectas de sus tres años anteriores y de las de Navidad. En la siguiente tabla se muestran más detalles. La meta de la parroquia se reduce en un 10% si opera una escuela primaria y un 10% adicional si opera una preparatoria. La meta de las parroquias también se puede reducir si proveen ayuda financiera para cubrir la colegiatura de los fieles de su iglesia que asisten a escuelas católicas. En esos casos, su meta se reduce un 10% de la cantidad de la ayuda financiera que proveen.

    Si la colecta + la colecta de Navidad es:

    La meta del CSA para la parroquia es:

    Mayor o igual a $1.5 millones

    15.5% de sus ingresos

    Menor que $1.5 millones, pero mayor o igual a $1 millón

    14.5% de sus ingresos

    Menor que $1 millón, pero mayor o igual a $500,000

    13% de sus ingresos

    Menor que $500,000, pero mayor o igual a $250,000

    12% de sus ingresos

    Menor que $250,000, pero mayor o igual a $100,000

    10.5% de sus ingresos

    Menor que $100,000

    9.5% de sus ingresos

  • ¿Qué sucede si una parroquia no alcanza su meta?

    En este caso, la parroquia recibe una factura por parte de la arquidiócesis con la cantidad del déficit y la parroquia debe de pagar la diferencia con sus ahorros.

  • ¿Se han usado alguna vez los fondos del CSA para resolver disputas en contra de la arquidiócesis?

    No, los dólares que se obtienen del CSA jamás se han usado, ni se usarán, para resolver disputas de ningún tipo en contra de la arquidiócesis.

Comuníquese con la Arquidiócesis de Detroit

Catholic Services Appeal
12 State St.
Detroit, MI 48226

313-596-7330

csa@aod.org